Martes, 14 de Julio de 2020

Última actualización: 00:00

 
Publicado: 25/06/2020 a las 18:51 horas
Sección: Extremadura

Cronología de un brote: así llegó a Navalmoral de la Mata y se dio a la fuga el inmigrante de Almería

Descripción foto Vivienda en el número 2 de la Calle Cid de Navalmoral de la Mata, donde estuvo conviviendo el inmigrante procedente de Almería.

Por Isidoro CAMPOS

La llegada en patera de un inmigrante procedente de la costa africana, su posterior traslado a Navalmoral de la Mata sin ningún tipo de control sanitario, la confirmación de su contagio y posterior huida, ha dejado al descubierto la fragilidad de los controles aplicados para frenar el Covid-19.

La falta de transparencia a la hora de proporcionar los datos, el ocultismo con el que han actuado las distintas Administraciones -sin facilitarse información entre ellas- y la propagación de un brote de coronavirus en el tercer municipio más poblado de la provincia de Cáceres han provocado una situación de crisis en la gestión sanitaria de la pandemia que ha culminado con el aislamiento de más de medio centenar de personas.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha pedido responsabilidad a los políticos, a los ciudadanos y a los medios de comunicación. Durante  casi 11 minutos de su larga intervención de este jueves, Vergeles ha venido a reclamar, utilizando retórica lingüística, un ejercicio de autocensura a la prensa. Ha solicitado el fin de los bulos y los periodistas han entendido que destapar lo que se oculta pasa desde hoy a la categoría de noticia falsa.

En reiteradas ocasiones, el vicepresidente ha reclamado transparencia y ha olvidado que la gestión realizada en la transmisión de la información ha propiciado en demasiadas ocasiones una desconfianza generalizada en los medios de comunicación.

Existe comunicación transparente y techo de cristal cuando se facilita la información sin la necesidad de insistir en la tarea. Basta un único ejemplo, el más reciente: Radio Interior dio a conocer ayer que el inmigrante procedente de Almería se encontraba huido. Después de 50 minutos de rueda de prensa y de continuas referencias al brote de Navalmoral, ha tenido que ser en el tiempo de prórroga, cuando los periodistas se marchaban, cuando alguien ha pedido la confirmación de la noticia. Así, y sólo así, se ha confirmado la huida de este ciudadano. De no haber sido por esa pregunta en tiempo de descuento, es más que probable que la noticia de este medio hubiese pasado a la subcategoría de bulo. 

El Covid-19 no entiende, efectivamente, de ideologías ni de clases sociales. Puede llegar, tal y como ha dicho el vicepresidente, tanto a través de una patera como de un avión, y tan digno de respeto es el ciudadano que alcanza su meta a través de un medio como de otro. Pero ha obviado Vergeles algo en lo que puso el acento en su comparecencia del sábado: a los ciudadanos que llegan a un aeropuerto se les realizan hasta tres controles; al que ha llegado a las costas de Almería no sólo no se le hizo ninguno, sino que tampoco se le obligó a mantener aislamiento domiciliario ni se le impusieron las más elementales normas de vigilancia, hasta el punto que se encuentra huido dejando tras de sí un rastro incalculable de contagios.

Esta es la cronología de una mala gestión desde el punto de vista poítico, pero también desde el sanitario y el social.

Domingo, 3 de mayo. Más de 50 personas llegan en patera a las costas de Almería y la Guardia Civil rescata a la mitad de ellas, mientras los demás llegan en barcazas a la costa.

Lunes, 18 de mayo. Salvamento Marítimo intercepta una  nueva patera en aguas del Mar de Alborán con 95 personas a bordo, entre ellas tres niños y dos mujeres, que llegan en buen estado a las costas de Almería. 

Domingo, 24 de mayo. Dos técnicos de una ONG se desplazan a Almería para trasladar a Extremadura a un inmigrante que llegó en patera a la costa andaluza. El joven es trasladado a Navalmoral de la Mata a través del Programa de Atención Humanitaria y Protección Internacional del que es beneficiaria la Fundación Cepaim. La Junta de Extremadura justifica este traslado interprovincial en el marco del sistena de acogida de atención humanitaria regulado por el Real Decreto Ley 10/2020 de 29 de marzo como traslado de consideración esencial.

El inmigrante es alojado en un piso ubicado en el número 2 de la céntrica calle Cid, a unos metros del Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata, saltándose las normas de protocolo sanitario que establecen la obligatoriedad de aislarle por proceder de otra provincia. En el inmueble convive con numerosas personas más sin adoptar ninguna medida de protección ni aislamiento. 

Lunes, 25 de mayo. El joven llegado a Navalmoral de la Mata no sigue el protocolo y realiza vida normal, sin ningún tipo de control sanitario. Visita hasta seis domicilios distintos y asiste a la mezquita.

Lunes, 29 de mayo. La secretaria de Estado de Migraciones contacta con la Junta de Extremadura y pone en su conocimiento que el inmigrante acogido en la Fundación Cepaim de Navalmoral de la Mata ha mantenido un contacto estrecho con otro que ha sido destinado a Soria y que ha dado positivo por Covid-19. La Junta decide hacer el PCR a este ciudadano y el resultado es positivo. 

Martes, 30 de mayo. Responsables del Servicio Extremeño de Salud (SES) mantienen un encuentro por videoconferencia con la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul Muro, para pedirle que informe de los traslados de inmigrantes que lleguen a Extremadura. 

La Junta de Extremadura informa al Ministerio de Sanidad de la situación por si interfiriera en el paso a la fase 3 de desescalada. 

Martes, 16 de junio. Las autoridades sanitarias, preocupadas por la dimensión que pueda alcanzar el contagio de Navalmoral, comienzan a realizar pruebas a ciudadanos próximos al inmigrante y registran 15 casos sospechosos.

Jueves, 18 de junio. El área de salud de Navalmoral de la Mata da a conocer que ha detectado seis nuevos casos positivos de Covid-19. Aunque en ese momento no se da a conocer a la opinión pública, se trata de ciudadanos inmigrantes que comparten una misma residencia y que han tenido contacto con el inmigrante trasladado desde Almería.

Sábado, 20 de junio. Radio Interior publica en su portal web que un inmigrante protagoniza un altercado en el Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata tras ser confirmado que es un caso positivo de Covid-19. El ciudadano se niega a facilitar datos sobre las personas con las que ha mantenido contactos y es necesaria la intervención de la Guardia Civil.

Esta cadena de radio solicita a la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres y a la Delegación del Gobierno en Extremadura la confirmación de los hechos y ninguna de las dos facilita información sobre el asunto, por lo que se desconoce si se trata del inmigrante procedente de Almería.

Miércoles, 24 de junio. Radio Interior pone en conocimiento de la Delegación del Gobierno en Extremadura que el inmigrante que originó el brote de Navalmoral de la Mata se encuentra en paradero desconocido. El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad reconoce que se enteró esa jornada y dicta una resolución para que se declare en busca y captura a este ciudadano que llegó desde Almería.

Esta cadena publica en su página web que la Delegación del Gobierno en Extremadura ocultó al Ayuntamiento de Navalmoral de la Mata el traslado de un inmigrante contagiado por Covid-19 desde Almería. 

Jueves, 25 de junio. Radio Interior publica en exclusiva que el inmigrante procedente de Almería que propagó el Covid-19 por Navalmoral de la Mata se encuentra en paradero desconocido. 

El consejero reconoce que se ha aislado a 54 personas, de las que cuatro han sido dadas de alta. Del total de 54, hay 30 que son contactos con PCR negativa y 20 que han dado positivo de coronavirus.

Por primera vez , después de varias semanas, el vicepresidente segundo reconoce la existencia de un brote en Navalmoral de la Mata. Hasta ahora había utilizado el término "cluster" con el pretexto de que los afectados no mantienen lazos familiares.

Se informa a la opinión pública que todos los contactos estaban aislados en el momento en que se adopta la decisión de extremar las medidas de protección colectiva e individual y se garantiza que no habrá vuelta atrás si no hay transmisión comunitaria descontrolada.

La huida del inmigrante y la dimensión del brote convierten a Navalmoral de la Mata en foco de la noticia en toda España.

en la Hemeroteca Google
Hemeroteca Álbunes de fotos
Buzón del Oyente

© Radio Interior. Información legal